Lejana mar

Con frecuencia la añoranza del mar hace mella en la memoria y parece llamarte insistente.

Aqui os dejo uno de esos momentos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

TU RUMOR ME ATURDE

Lejano tu rumor me aturde,

Tu luz, nítida me cubre,

A sal alada me sabes,

Tu arena, infinita me pierde.

Tu mar, Cádiz, me envuelve.

Lejana, lejana

Tu voz me llama.

Anuncios

Publicado el 1 diciembre, 2012 en Poesía. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Como sé que eres un enamorado del mar, te dejo algo que escribí hace tiempo. Espero que te guste.

    La MAR, la eterna enamorada del cielo para el que, coqueta, se viste de rojos, naranjas, infinitos verdes y azules, dorados, amarillos, violetas, platas y negros… y siempre, siempre adornada de su chal de encaje blanco. Celosa, se lanza enfurecida contra las moles de piedra que intentan tocar a su gran amor, o se eleva, iracunda, envistiendo embravecida las costas destrozando todo a su paso cuando el fuego quema sus entrañas. Pero, también, es la madre del dulce arrullo de los insomnes, la que acaricia los pies del caminante de las playas, la que mece los barcos; vehículo de culturas. La Mar, la gran madre que nutre, la amada, la odiada, la tierna, la despiadada, la embaucadora, poseedora de miles de secretos, guardiana de tesoros, de continentes perdidos. La mar, eterna amante del cielo al que refleja y con el que se funde en un abrazo eterno para dar vida a todo lo creado.

  2. Muy hermosa tu descripción. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: