@BBCSirena . – Una reflexión dedicada

Ciertamente que la realidad es subjetiva y existen tantas, como personas somos en este mundo, quizás venga de ahí los muy diversos pareceres y enfoques con que cada uno tratamos de acercarnos a ella, la realidad.  Solamente las matemáticas son objetivas y por ello son la base de la ciencia, de las “verdades científicas , demostrables y repetibles”.

Cualquier otro acontecimiento que afecta a nuestras vidas, son vistos desde nuestra particular forma de ver, y se encuentra éste afectado por la propia historia vivida, lo mucho o poco se he haya estudiado al respecto y las condiciones ambientales del momento.  Así pues, no es nada fácil hacer  llegar una visión de la realidad a otra persona que la acoge desde parámetros del todo distintos.  Con ello quiero hacer notar la importancia que los sentimientos y recuerdos inciden en la percepción de la misma.

Este aspecto subjetivo y acompañado de elementos tan poco medibles como los sentimientos y afecciones, hacen de la comunicación una disciplina de gran exigencia y sobre todo de consecuencia moral con el autor de sus opiniones.  El autor, es otro ser humano que lleva la “mochila” cargada de información , lecturas, estudios y cuanto en el transcurso de su vida le ha afectado, sea esto bueno o malo.  Pero que como buen explorador se preocupa cuidadosamente de hacer llegar una visión personal sobre un acontecimiento general.  Puede ser errada la observación plasmada en papel, puede, igualmente, ser injusta o extremadamente parcial.  Cualquiera de esos calificativos son normales y asumibles y es precisamente en ese momento cuando salta la necesidad de la comunicación, del debate cuerpo a cuerpo.

La brevedad de texto en twitter da lugar a ciertas confusiones y sobre todo a interpretaciones no deseadas por el receptor del tuit.  Entramos, nuevamente, en el subjetivismo, no obstante al menos sirve para hacer saltar el detonante de una conversación más amplia y enriquecedora.

Yo no trato de echar leña al fuego con el asunto catalán, no.  Hago patente, y veo que, no con mucho éxito, la profunda tristeza que me causa la deriva catalana.  Inconscientemente la estoy comparando con la Cataluña que yo viví, agradable, cosmopolita, culta, avanzada técnica y científicamente respecto del resto de España.

En estos pasados 30 años, esa bella tierra se ha empeñado en alentar un odio a lo español que no tiene justificación alguna y que pretende sacar catalanes adoctrinados en un solo sentido.  Hay de facto un estado policial contra todo que “huela” a español, no se deja libertad en las escuelas y rotular en otro idioma.  Y estos casos son minucias.

El problema de fondo, es una planificación política tendenciosa, tendente a construir un estado propio dentro de España, siendo ésta, Cataluña, España.  Es una aberración histórica y un medio bien utilizado para mover voluntades encendidas por el sentimentalismo fatuo que desde hace 30 años están ocupando los grados más básicos de la enseñanza.  Todo obedece a una “Ingeniería social” que terminará arruinando a los propios catalanes, compatriotas míos a los que quiero y por los que sufro cuando veo la cantidad de sinsentidos que hay que oír y leer.

Hoy lo tienen intervenido todo, poder judicial, poder político, la educación, los hospitales, la prensa y los medios de comunicación y todo puesto al servicio de esa paranoia de Ingeniería Social que sufre Cataluña. (Los gestores de la ingeniería social)

Claro que hay gente estupenda, de gran valor, buenos escritores,  buenos médicos y buenas gentes, pero cuando se quiere mirar el todo, sin bajar a lo pequeño, éste pequeño, por valioso que sea, pasa sin ser visto, ni tenido en cuenta.

No digo que todo, absolutamente todo se encuentra podrido y perdido,  no.  Ya te avancé que hay esperanzas y es Albert Rivera y su grupo Ciutadans.  Son claros, casi inocentes, limpios y no están metidos en ese orgía del “oasis catalán”.

La vida social y política no es una ciencia exacta y las pasiones, los sentimientos y la educación forman ciudadanos que optan por sus simpatías políticas.  Mi pregunta es:  ¿son libres?, me refiero en general, no vayamos a pensar en cada uno.  A mi humilde parecer, creo que no.  Se educaron bajo una ley parcial de educación en la que se les enseñó una historia catalana sin conexión a la española, es más, en oposición a la española.  ¿Dónde se informan?, la prensa Catalana y las televisiones y emisoras de radio catalanas están al servicio del la Generalidad y dependen de las subvenciones y concesiones, algunas discrepantes, perdieron ¡oh misterio!, la concesión y las barrieron de Cataluña.

Con ello, te quiero decir, que no es oro todo lo que reluce y que una gran mayoría de catalanes no tienen la suficiente libertad para votar en conciencia, pues ésta ha sido manipulada desde su más tierna infancia.

Insisto y sostengo que existen minorías bien formadas, excelentes profesionales, grandes científicos, pero el problema no son esas individualidades, es la masa social manejada, alienada y alimentada por un sector dominante, que son dos familias a las que les viene muy bien mantener a Cataluña en la ignorancia y el odio, mientras esa casta se frota las manos a la vez que se reparte en paraísos fiscales, con total impunidad, el esfuerzo y el trabajo de sus propios ciudadanos y eso en nombre del “hecho diferencial” y la mentira de que “España nos roba”.

¿Cómo ayudar?, ¿como enderezar a una sociedad que se ha cerrado sobre si misma y en la que más del 75% de sus ciudadanos quieren el separatismo?

Hago referencia a una pequeña luz llamada Ciutadans y creo que en unos años puede que prenda, y fuerte, el gran ejemplo que están dando.  De ahí mis ánimos a Albert Rivera.

Mis, a veces, ácidas críticas a Cataluña no van contra los catalanes, van contra los políticos que han llevado a esta gran región y antaño poderoso motor industrial e intelectual, a una situación en la actualidad deplorable.

Y como te prometí reflexionar al respecto, no he podido dormir hasta dar forma a estas líneas.

Ya me dirás tu opinión.

Gracias por haberme hecho reflexionar y como consecuencia escribirte, porque este artículo, va dedicado a ti amiga Viviana @BBCSirena

Anuncios

Publicado el 30 noviembre, 2012 en Pensamiento, Política. Añade a favoritos el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. EGOS SOCIALES, EGOS FAMILIARES:
    Ayer finalicé con vd. mi último twitter diciéndo que amo más a Andalucía por genuina y franca.
    La raíz del problema de los nacionalismos radica en el orgullo, defensa y exaltación de lo propio frente al de naciones o regiones contrarias. Pero no es algo exclusivo de aquéllos, el ego, que es el último trasfondo de la cuestión humana, acapara cuanto toca. El propio yo, la relación de pareja, la familia, la comunidad, el municipio, el país y por ende los continentes… todo se encuentra acaparado e infiltrado por la mínima y última expresión que es el ego. El egoísmo es la causa de toda la división y engaño que estamos viviendo en este planeta llamado “azul”. La ignorancia de la Unidad de la Vida, es la causa del egoísmo, del daño y del sufrimiento. Necesitamos desarrollar una nueva conciencia que nos lleve a entender, que lo que sea bueno para nosotros debe serlo para todos .
    A Cataluña le sobra ego. Ego cultural, ego personal y ciudadano. Es sabido su relación altanera hacia Andalucía donde aquél se diluye en una sonrisa en la boca, en la sabiduría vital de sus gentes, en la llaneza de su vivir dia a dia. Andalucía es acogedora, cooperadora no separatista. Gestiona su espíritu compartiéndolo, no segregando y aislando. La sabiduría ante la vida de sus gentes es confundida con incultura, con falta de miras y superación. Nada más alejado de la realidad. Andalucía es el espíritu de Oriente en Europa. Los de este lado nos asombramos de cómo, seres humanos que carecen de todo aquello que a nosotros se nos antoja extremadamente necesario para vivir, pueden encarar diariamente las dificultades y obstáculos de la vida. Todo ello se comprende porque la conciencia de estos pueblos, se basa, no en la individualidad personal, sino en la unión de su esencia con el resto de individuos y con la conciencia de una Unidad Suprema (llámese Vida, Naturaleza o Dios). El ego se disuelve y aflora el amor por la vida, la tranquilidad del alma. Ante tamaña conquista no hay nacionalismos que valgan. Por ello, no hay que dejar germinar su semilla si se utiliza para la separación y discordia y sí, si por el contrario, es para desarrollar y dejar crecer la potencialidad que cada entidad o pueblo lleva dentro. Para esto es necesario un sincero ejercicio de reflexión interna y empatía desde nuestra propia existencia. No valen de nada bellas frases y locuciones escritas, si desde quien parten son la verdadera cara del mal. Hemos de depurar, limpiar, y sanear nuestra sociedad empezando por nosotros mismos. Enseñar a nuestros hijos que con odio, ira o revanchismo sólo se consigue más odio y dolor para ellos mismos. Hemos de ser como la buena madre que, olvidándose de ella, inculque amor y acercamiento, no infantiles venganzas.
    D. Antonio, se me entremezclan los temas. No valen cuatro palabras.

  2. Gracias por el extenso comentario, aporta mucha verdad y sabiduría.

  3. Hola Antonio. Mucho tiempo sin leerte.
    Leyendo tu opinión me siento muy embargado de tristeza y de decepción. Yo soy nacido en Barcelona.
    Mi bisabuelo era de Huesca. Mi madre, Romá Ibós; supongo que sus orígenes eran de Europa Oriental. Catalunya es,o era, un crisol de gente que llega, se mezcla y el que llega aprende del que está y el que está aprende del que llega. y esto es lo que la hace grande y progresista, sabiendo imitar sistemas positivos, como en los sesenta se desarrollaba, industrialmente, a la alemana.
    Yo resido en Benidorm desde hace años y me siento muy cómodo. Mis “actuales” hijos, de 9 y 3 años, estudian en la línea valenciana-catalana porque yo lo he escogido, porque creo que les puede hacer bien pensar en dos lenguas, los hace más plurales. Su madre es Asturiana y les hablamos, de pequeños en la lengua materna, por aquello que es con quien comparten la mayor parte del tiempo y, a partir de los cuatro años, les hablo en catalán. Y ningún problema. Pero aquí cada padre escoge la línea que desea, en el mismo colegio. Ya hace años que pienso que muchos catalanes se miran mucho el ombligo y al resto de España por encima del hombro. Yo que siempre decía que los tópicos se curan viajando y ahora hasta reducen las ayudas al Imserso. Yo siempre me he definido como un español que tiene la suerte de haber nacido y criado en Barcelona, porque nutre y hay más oportunidades, pero yo tengo o tenía, los mismos derechos que cualquiera hasta en Finisterre. Aunque me he enterado de que los certificados, de invalidez y otros, no son aceptados por Comunidades distintas a la que los expidió. Ahí está el mal. Porqué tengo que perder cualquier derecho mientras recorro España?. Porqué en Comunidad distinta de la que resido mi tarjeta sanitaria no es igual de válida?… Y no quiero extenderme más. No te voy a contar nada que no sepas. Todo se acaba arreglando, pero es una pena que eso ya no lo vea en vida.
    Ah… hay una cosa que me pone de mal humor: Porqué la mayoría confunde la democracia con el Estado de derecho e igualdad? Siempre se dice: estamos en democracia; tengo derecho porque estamos en democracia. Democracia es un sistema de elección política y de representantes. Y Estado de derecho es el que permite que no me resten ni uno de mis derechos. Y, de verdad, si he de escoger entre la democracia con mordazas, dirigida por aprovechados y demagogos que coartan mis derechos, sobre todo los cotidianos y una dictadura que vele porque los derechos individuales y en conjunto de los ciudadanos, prefiero este último sistema. Ya estoy harto de que cada ocho años, el equipo elegido desmonte todo lo construido por el anterior. La vida corre muy deprisa y veo que no vale la pena luchar por cosas que se destruirán por egoísmos y pesebrismos.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: