LUZ EN TI SE HIZO

Estando en Sevilla durante la época de mis estudios de ingeniería, murió un tio muy querido para mi y al que le debo mi amor a la música clásica y otras muchas cosas bellas de la vida.

Era un hombre culto, distinguido y estupendo escritor.  Su muerte me impactó fuertemente y escribí las palabras que a continuación os comparto.

 A MI TÍO ANTONIO, CUANDO LE RECUERDO

AL LEER SUS PAPELES

Que sentido profundo de la vida,

Atenta a la voz serena

De quien nos amó primero,

Y tiernamente entre gentes,

Ruidos y dolor, enseña.

¡Qué serena pasión!

¡Qué ansia!

¡Cuánto amor!

Qué callada dimensión interna

Y gigante te empujaba

Y te arrastraba, sin quererlo,

A la luz.

Que luz en ti se hizo y

Contagiaba,

Tanto, que a tu lado luz se respiraba,

Paz y encanto.

Qué silencio tan duramente aceptado.

La incomprensión, la vida atolondrada,

Vacía y sin sentido,

De constante desvarío,

De gentes que por no tener,

Desquician sus sentidos en vanas ambiciones

Y en simples artificios.

Y tú sereno observabas,

Callabas y sufrías,

Siempre en la esperanza,

Motor y centro de tus días.

Cuando ya dolido agonizabas,

Convalecientes tu cuerpo y tu figura,

Tu luz, ahora más madura,

Por serena y dulce, enamoraba.

¡Qué aceptación la tuya!

¡Qué misterio!

Penetrante tu mirada me decía:

Que sólo en ti hiciste una cosa,

Morir un poco cada día,

Dejando hacer al Amo de las cosas.

Anuncios

Publicado el 28 noviembre, 2012 en Poesía. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: