Archivos Mensuales: noviembre 2012

@BBCSirena . – Una reflexión dedicada

Ciertamente que la realidad es subjetiva y existen tantas, como personas somos en este mundo, quizás venga de ahí los muy diversos pareceres y enfoques con que cada uno tratamos de acercarnos a ella, la realidad.  Solamente las matemáticas son objetivas y por ello son la base de la ciencia, de las “verdades científicas , demostrables y repetibles”.

Cualquier otro acontecimiento que afecta a nuestras vidas, son vistos desde nuestra particular forma de ver, y se encuentra éste afectado por la propia historia vivida, lo mucho o poco se he haya estudiado al respecto y las condiciones ambientales del momento.  Así pues, no es nada fácil hacer  llegar una visión de la realidad a otra persona que la acoge desde parámetros del todo distintos.  Con ello quiero hacer notar la importancia que los sentimientos y recuerdos inciden en la percepción de la misma.

Este aspecto subjetivo y acompañado de elementos tan poco medibles como los sentimientos y afecciones, hacen de la comunicación una disciplina de gran exigencia y sobre todo de consecuencia moral con el autor de sus opiniones.  El autor, es otro ser humano que lleva la “mochila” cargada de información , lecturas, estudios y cuanto en el transcurso de su vida le ha afectado, sea esto bueno o malo.  Pero que como buen explorador se preocupa cuidadosamente de hacer llegar una visión personal sobre un acontecimiento general.  Puede ser errada la observación plasmada en papel, puede, igualmente, ser injusta o extremadamente parcial.  Cualquiera de esos calificativos son normales y asumibles y es precisamente en ese momento cuando salta la necesidad de la comunicación, del debate cuerpo a cuerpo.

La brevedad de texto en twitter da lugar a ciertas confusiones y sobre todo a interpretaciones no deseadas por el receptor del tuit.  Entramos, nuevamente, en el subjetivismo, no obstante al menos sirve para hacer saltar el detonante de una conversación más amplia y enriquecedora.

Yo no trato de echar leña al fuego con el asunto catalán, no.  Hago patente, y veo que, no con mucho éxito, la profunda tristeza que me causa la deriva catalana.  Inconscientemente la estoy comparando con la Cataluña que yo viví, agradable, cosmopolita, culta, avanzada técnica y científicamente respecto del resto de España.

En estos pasados 30 años, esa bella tierra se ha empeñado en alentar un odio a lo español que no tiene justificación alguna y que pretende sacar catalanes adoctrinados en un solo sentido.  Hay de facto un estado policial contra todo que “huela” a español, no se deja libertad en las escuelas y rotular en otro idioma.  Y estos casos son minucias.

El problema de fondo, es una planificación política tendenciosa, tendente a construir un estado propio dentro de España, siendo ésta, Cataluña, España.  Es una aberración histórica y un medio bien utilizado para mover voluntades encendidas por el sentimentalismo fatuo que desde hace 30 años están ocupando los grados más básicos de la enseñanza.  Todo obedece a una “Ingeniería social” que terminará arruinando a los propios catalanes, compatriotas míos a los que quiero y por los que sufro cuando veo la cantidad de sinsentidos que hay que oír y leer.

Hoy lo tienen intervenido todo, poder judicial, poder político, la educación, los hospitales, la prensa y los medios de comunicación y todo puesto al servicio de esa paranoia de Ingeniería Social que sufre Cataluña. (Los gestores de la ingeniería social)

Claro que hay gente estupenda, de gran valor, buenos escritores,  buenos médicos y buenas gentes, pero cuando se quiere mirar el todo, sin bajar a lo pequeño, éste pequeño, por valioso que sea, pasa sin ser visto, ni tenido en cuenta.

No digo que todo, absolutamente todo se encuentra podrido y perdido,  no.  Ya te avancé que hay esperanzas y es Albert Rivera y su grupo Ciutadans.  Son claros, casi inocentes, limpios y no están metidos en ese orgía del “oasis catalán”.

La vida social y política no es una ciencia exacta y las pasiones, los sentimientos y la educación forman ciudadanos que optan por sus simpatías políticas.  Mi pregunta es:  ¿son libres?, me refiero en general, no vayamos a pensar en cada uno.  A mi humilde parecer, creo que no.  Se educaron bajo una ley parcial de educación en la que se les enseñó una historia catalana sin conexión a la española, es más, en oposición a la española.  ¿Dónde se informan?, la prensa Catalana y las televisiones y emisoras de radio catalanas están al servicio del la Generalidad y dependen de las subvenciones y concesiones, algunas discrepantes, perdieron ¡oh misterio!, la concesión y las barrieron de Cataluña.

Con ello, te quiero decir, que no es oro todo lo que reluce y que una gran mayoría de catalanes no tienen la suficiente libertad para votar en conciencia, pues ésta ha sido manipulada desde su más tierna infancia.

Insisto y sostengo que existen minorías bien formadas, excelentes profesionales, grandes científicos, pero el problema no son esas individualidades, es la masa social manejada, alienada y alimentada por un sector dominante, que son dos familias a las que les viene muy bien mantener a Cataluña en la ignorancia y el odio, mientras esa casta se frota las manos a la vez que se reparte en paraísos fiscales, con total impunidad, el esfuerzo y el trabajo de sus propios ciudadanos y eso en nombre del “hecho diferencial” y la mentira de que “España nos roba”.

¿Cómo ayudar?, ¿como enderezar a una sociedad que se ha cerrado sobre si misma y en la que más del 75% de sus ciudadanos quieren el separatismo?

Hago referencia a una pequeña luz llamada Ciutadans y creo que en unos años puede que prenda, y fuerte, el gran ejemplo que están dando.  De ahí mis ánimos a Albert Rivera.

Mis, a veces, ácidas críticas a Cataluña no van contra los catalanes, van contra los políticos que han llevado a esta gran región y antaño poderoso motor industrial e intelectual, a una situación en la actualidad deplorable.

Y como te prometí reflexionar al respecto, no he podido dormir hasta dar forma a estas líneas.

Ya me dirás tu opinión.

Gracias por haberme hecho reflexionar y como consecuencia escribirte, porque este artículo, va dedicado a ti amiga Viviana @BBCSirena