Archivos Mensuales: septiembre 2012

Del 15M al 25S

De aquellos polvos, vinieron estos lodos.  Frase común esta que nos hace realizar una reflexión a cerca de los acontecimientos que estamos viviendo en el país.  País de las maravillas este.

No podemos quitar importancia a los acontecimientos vividos ayer alrededor del Congreso tratando de minimizar con simples adjetivos a los allí reunidos.  Que si perroflautas, que si agitadores profesionales, que si patatín o patatán.  La cosa no es tan sencilla y se remonta a los años de la llamada transición, es decir, finales de los 70.

Fue por entonces que el Gobierno socialista de Felipe González y Rubalcaba (no olvidemos a este Sr.), modificaron a fondo la Ley de la enseñanza, quitando los principios de méritos y castigos,  la autoridad del maestro y todo cuanto supusiera una carga moral o ética en la enseñanza de los entonces infantes, hoy en las calles y en el paro.

No olvidemos igualmente que los distintos Gobiernos habidos durante estos 34 años, de mal llamada democracia, han estado centrados en si mismos, en sus privilegios y en la venta de mayorías a cambio de soberanía del Estado.

No podemos tampoco olvidar que los mismos Gobiernos desactivaron todos los organismos que supusieran un contrapoder al omnímodo poder del Ejecutivo, incluso sometiendo al Poder Legislativo al Gobierno de turno.

No podemos olvidar, que las distintas estructuras del Estado, han sido utilizadas por los partidos políticos como medio de colocación de afiliados, simpatizantes y demás amigos, y que éstas mismas estructuras han crecido desmesuradamente mientras a las civiles se les aplasta a impuestos.

No olvidemos que se han producido manifestaciones millonarias en pro de distintas iniciativas o desacuerdos con decisiones del poder, a las cuales no se les ha escuchado, y el poder, con un rumbo fijado, ajeno a los intereses del pueblo (soberanía), ha seguido el rumbo de sus propios e interesados objetivos.

No podemos olvidar que los políticos gozan de privilegios indecentes y para los que la ley parece no existir.  La corrupción es total e insoportable y los ciudadanos, asistimos impotentes, a cuantas maniobras se realizan a fin de no tocar los intereses de una casta que no tiene color, ni ideología, ni principios, simplemente permanecer viviendo del trabajo y esfuerzo de los demás.

No podemos olvidar a los casi seis millones de parados y sus familias, que malviven gracias a las ayudas de familiares o de Cáritas, y que sufren, además de la falta de trabajo y perspectivas de tenerlo, los efectos psicológicos que ello supone.

¿Qué esperan entonces estos políticos parásitos?.  Han aniquilado a la juventud, les han hecho creer tener derecho a todo por el mero hecho de existir, ahora les presentan una dura realidad, la miseria, la impotencia, la desesperación, mientras cada día vemos los casos de abusos y de corrupción rampante por doquier.

Las palabras no bastan, las promesas caen en saco roto, no valen para nada, pues la realidad es bien distinta.  Mientras se incrementa la carga impositiva y se aumenta la miseria, el número de estructuras sigue intacto, las empresas públicas, no se tocan, crece el número de parados, pero los gastos indecentes de miles de coches de alta gama, de televisiones autonómicas, locales y de todo tipo siguen manteniéndose con dinero de todos.  Otros se dan el lujo de desafiar al Gobierno, de saltarse a la torera las sentencias de Tribunal Supremo o de anunciar a las claras la secesión.  Pero aquí no ocurre nada.

La única solución existente es la justicia, que no coincide a veces con la simple aplicación de la Ley, cosa que tanto da en este país, dependiendo de quien la incumpla.  Justicia y justicia es lo que se necesita.

Hoy y gracias a la impunidad y a la alegría del todo vale,  vivimos una situación insostenible que se les va de manos a los ciegos dirigentes.  Puede llegar el día en que esos lodos se hagan un tsunami incontrolable por no  dar la importancia que las cosas tienen, ni querer ver su trascendencia.

 

Anuncios