El PaPelón de Rajoy

Mariano Rajoy

Mariano Rajoy

Al margen de la situación económica que heredará el Partido Popular, que no es pequeña, Rajoy se enfrenta a una marea social de inconformismo y hartazgo hacia la clase política e institucional del país.

No es solamente el paro y sus consecuencias, es la conciencia clara de nuestros jóvenes de que son manipulados, olvidados y dirigidos por unos gobernantes que son conscientes de las injusticias, de los abusos, de la corrupción intrínseca del sistema que nos dimos en 1978, y aún así, no han tomado ninguna medida para ajustar las estructuras al bien común, más bien, han hecho dejación de éste en beneficio propio.  Se han convertido en una “casta privilegiada”, dentro de la cual se amparan unos a otros.

Esta situación, alimentada durante años, ha llegado a sumarse a la total ausencia de perspectivas de futuro para la juventud.  Caldo de cultivo para cuantas organizaciones de carácter anárquico y sin nada ya que perder, han llegado a su cénit de inconformismo.

Muy al contrario de lo que muchos hemos denunciado repetidas veces, la juventud, no estaba dormida, estaba en hibernación, y el despertar ha sido clamoroso y explosivo.  Si bien es verdad que el momento ha sido bien elegido y alentado por intereses también partidarios.

El Partido Popular, con Mariano Rajoy a su cabeza, tiene una muy difícil labor por delante, desde este próximo día 23, hasta las elecciones generales de 2012.  Porque, o bien atiende las demandas de la sociedad y se pone a arreglar a fondo las estructuras del Estado, con hechos comprobables, o esta marea lo hará trizas en menos de una legislatura.

La anulación de subvenciones, la puesta en marcha de autofinanciación de Partidos, Sindicatos, ONG’s, organizaciones empresariales, empresas públicas y nidos de enchufados, deberían ser prioridades inmediatas una vez pasen estas elecciones.

Terminar con los privilegios y prebendas de la “Casta Política”,  trasladando a la sociedad una meridiana claridad en la gestión.  Realizar la separación de poderes dando al Poder Judicial verdadera independencia.

Todo esto unido a la recuperación de la imagen del país en el ámbito internacional.  La confianza cuesta mucho adquirirla, pero se pierde en un instante, en el cual nos encontramos.

La tarea es titánica y por el momento nada sabemos de sus intenciones, ni de la ausencia de las mismas.

La no asistencia a manifestaciones junto a las víctimas del terror, la falta de denuncia clara y contundente ante las tropelías del actual desgobierno, la falta de implicación en la denuncia rotunda de la corrupción, etc., no nos dicen nada claro del provenir, menos aún ante una juventud que ya ha dicho basta.

Por otro lado, estas mismas perspectivas, serán centro de una oposición implacable y barriobajera.

Necesitamos  líderes de amplias y altas miras y una oposición digna de llamarse por ese nombre, la cual ponga por delante de sus intereses, el bien del país.  Tal como están las cosas, a día de hoy,  no veo, ni líderes en al Gobierno, ni grandes hombres en la oposición.

Nos quedan por delante meses de incertidumbre, de más sufrimientos y estrecheces.  ¿Estaremos preparados para los sacrificios que TODOS hemos de asumir?

Anuncios

Publicado el 21 mayo, 2011 en Pensamiento, Política, Social. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: