Ilusiones frustradas

Cola del paro

A veces la vida nos parece un regalo y otras en verdadero castigo.  Cuando examinamos el mundo que nos rodea podemos encontrar de todo. Aquellos que parecen ni sentir, ni padecer,  y los que pasan los días como losas que les aplastan.

 

¿Es simplemente una cuestión de actitud, de carácter?, ¿o es el conformismo ante la imposibilidad de alcanzar los sueños e ilusiones que un día lejano nos propusimos alcanzar?

 

Una familia conocida en Argentina, ya de hace años, comenzó a tener su “vía crucis” con la crisis del famoso corralito financiero.  Matrimonio con dos hijos, el mayor varón y la pequeña, chica, ambos en plena adolescencia.

 

El negocio familiar se fue a pique, él perdió su puesto de trabajo y los chicos se tuvieron que poner a trabajar.  En el transcurso de cuatro meses todo el edificio familiar y laboral se  vino abajo.  Esta situación, aunque grave, no rompió la familia y le hicieron frente como una piña a la situación que se les presentaba.

 

A la desesperada, el marido decide venirse a España a trabajar y tras dos años de papeleos y de gastar los pocos recursos que les quedaban, obtiene el permiso de residencia y de trabajo para poder establecerse en España.  Bien es verdad que trabajando en el sector de la construcción a una edad avanzada para esas labores.

 

Nuestro amigo tiene que dejar a su familia en Buenos Aires debido a que es hijo único, al igual que su mujer, y ambos padres son ya muy mayores para hacer frente a un viaje de tales proporciones.

 

No quedan así las cosas, a poco de estar trabajando en nuestro país, muere su suegro, con lo cual la mujer ha de hacer frente, sola, a la atención de la viuda y de los padres de él, uno con parkinson y la mujer con demencia senil, además de tener que atender a los hijos y las tareas caseras de tres familias.  Eso añadido a su propio trabajo.  Una labor titánica, única y exclusivamente para poder llegar al fin de mes.

 

No es muy distinta la situación de miles de familias de inmigrantes, que han llegado creyendo, como algunos me han dicho, que aquí el dinero “sale por los grifos”, hasta que se han percatado de que cuesta tanto, sino más, sacar adelante a su propia familia una vez instalados en nuestras fronteras.

 

El caso es que cuando veo a nuestros jóvenes en España, no se encuentran con una situación que se aleje demasiado a la descrita anteriormente.  Años de estudio y esfuerzo, miles y miles de euros gastados en estudios y cursos de perfeccionamiento para obtener entre 700 y 1000 euros de salario que los llevan a ser esclavos de una sociedad endeudada de por vida para empezar a ser  autónomos y en muchos casos “autómatas”.

 

¿Dónde están esas ilusiones que en su día se forjaron?.  ¡Que potencial desaprovechado!.  Pero el peor de los males es la frustración que esto ocasiona al encontrarse los caminos del desarrollo cortados a la esperanza.

 

No es de extrañar en muchos casos las huidas hacia el alcoholismo, el consumo de drogas, la falta de arraigo y la desvinculación de la vida social en busca de un “mundo mejor”.

 

Hemos construido una sociedad ficticia, virtual y engañosa basada en el tener y en el lograr objetivos sin esfuerzo y a corto plazo.  Hemos mentido a nuestros jóvenes, que hoy se encuentran solos y perdidos, frustrados ante una realidad diametralmente opuesta a esa mal llamada “sociedad del bienestar”.

 

Puede que algunos se conformen, otros luchen por conseguir sus objetivos y sean corredores de fondo, poro una gran mayoría se refugia en el consuelo del botellón, de la droga y “el todo vale”.

 

Nuestra familia amiga de Argentina,  no ha perdido la esperanza y aún separados y  en circunstancias muy duras, van saliendo adelante no sin temores.

Anuncios

Publicado el 8 marzo, 2011 en Pensamiento, Política, Social. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: