Los pecados de omisión

… Y el que esté libre de pecado, que tiere la primera piedra.

 

Vivir amparados en la multitud nos deshumaniza echando un velo sobre nuestra cociencia, que nos hace ser más animales que personas.  Individualmente seríamos incapces de realizar actos que, acogidos en la masa, realizamos sin el más mínimo reproche.

 

Frases como: ” el mundo es así”, “así es la vida”, es una burda excusa para inhibirnos de nuestras responsabilidades y compromisos.  Simplemente, es más cómodo echar balones fuera.

 

Al igual que nos ocurre individualmente, las organizaciones, pueblos y sociedades, buscan justificaciones que atenúen sus “cargos de conciencia”.  Las más de las veces es el “status quo”.

 

¿Que razones tengo  para pensar que los que pudieron en su momento cambiar las cosas, lo vayan a hacer ahora?  El PP, como organismo social, tuvo en sus manos realizar reformas muy importante que debido a ese status quo, no llevó a la práctica, a pesar de lo cual perdió, por cierto, con malas artes del PSOE, las elecciones del 2004.

 

Si desde el 2000 el PP hubiera acometido, con valentía, las reformas estructurales que necesitaba el pais, hoy, las consecuencias de la crisis hubieran sido muy distintas.  Pero, la conveniencia les frenó y pecaron por omisión.  ¿Como me puede pedir ahora el PP  confianza?

 

Por más que pregunto a unos y otros implicados en la vida social y en el cambio, de cara a las próximas elecciones, solo encuentro una respuesta, confianza, fé ciega.  Pues no, no tengo elementos para creer ciegamente ante la falta de claridad, ante la conveniencia populista, y el miedo a enfrentarse a una realidad que nos hunde.

 

¿Afrontará el PP el cambio de la Ley Electoral?, porque no olvidemos que desde 1978 existen dos clases de españoles, los de las llamadas comunidades históricas, eufemismo rancio para acallar a nacionalistas, y los demás.  Por cierto, que esas historias de aquellas comunidades, son un invento macabro con el que medrar y sacar ventajas a costa del resto de España, que ésta, si que es hitórica.

 

Personalmente ando ansioso por ver lejos de las intituciones a esta pandilla de rateros y aprovechdos, de ladrones e ineptos, de caraduras y sinvergüenzas que viven a nuestra costa.

Pero claro, dar el voto a los que dicen que tengo que confiar, pues así porque sí, va a ser que no.

 

Confiaré en quien sepa que va cambiar las cosas, es decir, empezando por el principio, y es que señores, yo no valgo menos que un “histórico” (cavernario diría).  No vale solo cambiar caras, puestos y apostar por la buena gestión, hecho demostrado con Aznar, no, quiero saber si el status quo seguirá siendo en mismo.  Si los sindicatos van a seguir sangrando mis bolsillos, si los privilegios se van a seguir disimulando, si van a quitar concesiones a las autonomías, si van a cambiar las leyes laborales, si van a alinearnos con los “buenos”, si van a defender la historia de nuestro pais, si van a luchar por la educación y el libre mercado.

 

De momento soy esceptico porque no oigo a nadie hablar de estos asuntos.  Se vive de perfil y se peca de omisión por miedo a perder cuota de “mercado”.

 

… y la verdad es la que nos hace libres.

Anuncios

Publicado el 5 marzo, 2011 en Política y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: